Ostalgia. Simona Rota

Ostalgia. Simona Rota

10] Del 8 de noviembre de 2013 al 4 de enero de 2014 Sala de Arte Contemporáneo - Gobierno de Canarias C/ José Murphy, 12 Santa Cruz de Tenerife Tel: 922 533 272 Horario: M-V de 11:00 a 14:00 h y de 17:00 a 20:00 h S de 11:00 a 14:00 h  

OSTALGIA. Simona RotaSimona Rota

  Ost [ˈɔst], aleman, substantivo                            este Algos [álɡos], griego antiguo, substantivo       dolor   Ostalgia es una serie fotográfica que desarrollé durante más de dos años y que nació a raíz de un trabajo de documentación para el Museo de Arquitectura de Viena: bajo el nombre Soviet Modernism, un equipo del Museose encargó de localizar, rescatar y estudiar los archivos relacionados con la arquitectura promovida por la antigua Unión Soviética en sus 15 repúblicas entre las décadas de 1960 y 1990. La serie se constituye como un catálogo subjetivo de edificios monumentales que parecen testimoniar heroicas intenciones de un pasado, pero que llegan hasta el presente destilando cierto optimismo erosionado y cierta decepción. Construidos para ser iconos del triunfo y del progreso, fueron cómplices de la propaganda política dentro de la dinámica legitimadora de un régimen totalitario: Casas de Cultura de los Pioneros Socialistas, Palacios de los Obreros, Palacios de Lenin, circos, palacios de deportes, museos y mausoleos... Todos ellos responden a una modernidad formal y programática, y todos ellos tenían que contar una historia de triunfo; hoy se alzan como gigantes absurdos, grandes sueños invalidados por la historia inmersos en la atmósfera decadente que se respira en las repúblicas exsoviéticas y que genera un espacio físico y virtual sobre el que resulta fácil proyectar mitos y nostalgias. Por otro lado, las descomunales dimensiones de estas instalaciones en relación con la escala humana marcan de una manera significativa la posición del individuo dentro de una sociedad autoritaria, su papel meramente decorativo. En las plazas soviéticas, los individuos transitan furtivamente; pequeños y aplastados, no se paran a dialogar, a debatir, a poner en duda.   Ostalgia (el “dolor de Este”, si se insiste en traducir literalmente la palabra) nació en 1989, después de la caída del Muro de Berlín. De haber existido antes, no se le habría puesto nombre hasta el momento en que la antigua República Democrática de Alemania (DDR) —que por entonces se enfrentaba a los rápidos cambios necesarios para la integración con su mitad occidental— empezó a sentir una nostalgia de su vieja identidad en proceso de disolución. Este anhelo, junto con cierto sentimentalismo del Oeste hacia el Este, acabó creando una nueva mitología sobre la antigua DDR y, por extensión, sobre el antiguo bloque soviético. Ostalgia es una aleación lingüística tan peculiar como el deseo mismo de reconstruir algo que podría no haber estado nunca allí.  
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

X