Fotonoviembre | El herrero fabulador. Alejandro Togores
2683
post-template-default,single,single-post,postid-2683,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

El herrero fabulador. Alejandro Togores

El herrero fabulador. Alejandro Togores

19] Del 7 al 23 de noviembre de 2015 Sala de exposiciones del Parlamento de Canarias C/ Teobaldo Power, 7. Santa Cruz de Tenerife Tel: 922 473 325. Horario: L-S de 10.00 a 14.00 h. y de 17.00 a 20.00 h. Alejandro_Togoresweb He querido tomar como título de la colección esta parte de una afirmación, poética y también metafórica, que le grabamos a Chirino cuando hacíamos la película documental Martín Chirino, el escultor del hierro porque, en cierta manera, resume lo que hace Martin, cómo lo hace y con qué lo hace. Esto ocurrió mientras hablábamos del hierro y de los herreros..., en un momento, casi como una conclusión, Martin dijo: "El herrero fabulador soy yo...".Pese a su formación académica, Chirino no usa ni el mármol ni la madera, él ama el hierro, lo siente y lo entiende y, desde pequeño, en los astilleros de su padre, lo tuvo cercano y planteándole interrogantes... “¿Cómo puede flotar un barco de hierro?”.Su ser escultor está tan vinculado al hierro como material que no tuvo dudas en utilizarlo porque sentía que el hierro fluía por sus manos y podía tomar las formas que creativamente imaginaba, según nos dijo. Esta colección de fotografías realizadas a lo largo de 45 años son el reflejo de momentos que tuve el privilegio de vivir con Martín Chirino y que, con el tiempo, se han considerado significativos tanto en su vida como en su obra. Por supuesto que son sólo algunos momentos, momentos reflejados de una manera muy personal. Cuando hice las fotos no pensaba ni sentía otra cosa que el hecho de retratar aquello que me causaba asombro o que me hacía sentir esa misteriosa intimidad que acontece cuando Martin se abandona a su quehacer o a su estar.Las cámaras que utilicé fuero dos de 6x6, una Mamiya C33 y una Minolta Autocord, y también una de 35mm, una Nikon F. La película negativa para 6x6 en B&W fue Ilford, HP4 para interiores y FP4 para exteriores; las fotos en color se tomaron con Kodak Ektachrome y fueron hechas en 6x6. Con la Nikon también usé Ilford HP4 pero en alguna ocasión Kodak Tri-X forzada a 800 ASA. Las fotos más recientes las he hecho con una cámara digital Lumix de Panasonic y objetivos Leica. Todo el material, finalmente, lo he tratado con CaptureOne Observación 1 Familiarmente muchos de sus amigos nos referimos a él como Martin, por eso hay ocasiones en las que su nombre no aparece con tilde. Observación 2 Los códigos QR dan acceso a partes de la película citada en las que Chirino habla sobre lo que las fotografías tratan. Alejandro Togores Autor            
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

X