ELI CORTIÑAS

(Las Palmas, 1976)

El trabajo de Eli Cortiñas parte de la apropiación de material cinematográfico preexistente y de la reconstrucción de identidades y narrativas en base a las urgencias de nuestro presente. Mientras que su instalación en la sala A del TEA, La excitación de la pertenencia (2018), se embarca en un universo denso de representación femenina, de sus constantes tareas y negociaciones en el ámbito de la política identitaria, su propuesta para Las Catalinas, Las paredes tienen sentimientos (2019), se convierte en un archivo abierto que se adentra en la memoria generada a través de los objetos y sus apariencias económica y políticamente mediadas.

The Excitement of Ownership [La excitación de la pertenencia], 2019

Instalación, vídeo duocanal, 6 min

Cortesía del artista

X