RENÉ MAGRITTE

(Lessines, 1898 – Bruselas, 1967)

Esta pintura inquietante pertenece al primer período pictórico del artista surrealista, y el espectador difícilmente podría asociarla a sus obras más conocidas, en las que habitualmente Magritte plantea un juego o un conflicto conceptual entre la ficción, la realidad pictórica y su representación. Aquí, el pintor imaginó una bestia con atributos humanos sobre una playa negra, en un paisaje con horizonte al fondo. Algunos han visto en esta obra una alusión a la amenaza de la guerra en la Europa de los años treinta. Otras interpretaciones han indicado que este animal provisto de extremidades humanas resume en sí mismo muchas de nuestras contradicciones.

L’ombre terrestre [La sombra terrestre], 1928
Óleo sobre lienzo, 73 x 90,5 cm

Colección TEA

X