Andrea Di Martino ofrece un retrato histórico de Italia a través de un conjunto de iglesias desacralizadas con nuevas vidas

La exposición ‘La misa ha terminado’, que forma parte de la sección Autores en Selección de Fotonoviembre, puede visitarse en el MNH hasta el próximo 15 de diciembre

Di Martino 2   Coches que esperan a ser reparados, aceite en el suelo y grúas preparadas. Ordenadores alineados y callados, teclados listos para el trabajo. Un local de copas nocturno o un almacén donde habitan objetos oxidados y casi olvidados. Lo que fue y lo que es, continente de un pasado y contenido vivo y reciclado. Así son las iglesias que el fotógrafo italiano Andrea Di Martino (Bolonia, 1964) retrata en La misa ha terminado, el proyecto que desvela en la XIII edición de la Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife Fotonoviembre y que puede visitarse hasta el 15 de diciembre en el MNH Museo de la Naturaleza y el Hombre. “Es un trabajo que saca a la luz las vidas que han tenido y tienen algunas iglesias desacralizadas de mi país”, adelanta Di Martino quien reconoce que cuando empezó este proyecto (en 2007) tenía algunas ideas de lo que podía encontrarse aunque al final “la realidad sobrepasó la imaginación”.   Di Martino apunta que estas imágenes, que están “cargadas de contrastes” -pasado y presente, antiguo y contemporáneo-, ayudan a ver la “historia de Italia”. Consciente de que su proyecto pueda interesar a otros países e internacionalizarse, el artista considera que “pese a que fuera de Italia hay sitios e iglesias muy interesantes a las que también se han dado nuevos usos, éste es un proyecto que tiene un fuerte arraigo en Italia, que siempre ha estado muy unida a la iglesia”. Durante su paso por la Isla, el fotógrafo explicó que La misa ha terminado ofrece “varias lecturas” pero desea que sea “el propio espectador” el que se enfrente la obra de una manera “libre, sin contaminaciones” y que sea el visitante el que las interprete a su manera.   Afirma que sus iglesias, pese a tener otras utilidades diferentes para las que fueron construidas, siguen sin embargo “teniendo el alma que tienen todos estos lugares”. “Me gustaba estar en ellas un rato, sentirlas y notar su vida anterior”, reconoce Andrea Di Martino a la vez que recuerda que “aunque ahora las veamos cambiadas son realmente iglesias y uno las ve como tal pues su arquitectura nos llama a ello”. Sin embargo, si hay algo que quiere dejar claro el artista es que con este proyecto, que finalizó en 2013, no desea hablar de un supuesto declive de la iglesia. Apunta que en Italia existen miles de iglesias desacralizadas perdidas por todo el país, algunas de las cuales siguen siendo propiedad del clero.   Encontrar estas iglesias (retrató más de 70 y aún le quedan como 50 más por visitar) no fue tarea fácil. “Dar con ellas fue la parte más larga del proyecto”, confiesa el fotógrafo que empezó tomando fotos de las que él conocía ampliando después su radio de acción a otros lugares que descubrió buceando en Internet o con las aportaciones dadas por otras personas. El trabajo se completó con la búsqueda de informaciones históricas de las iglesias, otra ardua labor puesto que de algunas de ellas apenas existen datos. Estas iglesias son de épocas diferentes y de estilos distintos pero cabe destacar que la más antigua es del Siglo XI. “Hay gente que se molesta con los usos que se le han dado pero algunos curas con los que hablé sí están satisfechos con ellos, aunque siempre prefieren que se les dé un uso cultural”, reconoce el autor residente en Milán que valora que “gracias a estos nuevos usos, estas iglesias aún siguen vivas”. “De no ser así, tal vez estas construcciones habrían desaparecido”, agrega.   Otro de los puntos a tener en cuenta en La misa ha terminado es la propia arquitectura, de ahí que Andrea Di Martino las haya fotografiado siempre desde el mismo ángulo y siempre usando el mismo formato, el cuadrado. “Usando el gran angular pude unir los dos aspectos que me interesaba retratar, el arquitectónico en su verticalidad y el uso mediante la horizontalidad”, indica el italiano quien reconoce que ver una iglesia usada como “almacén fue algo impactante”. Otra característica que llama la atención de sus trabajos es que ellos, en sus historias, la figura humana tiende a desaparecer y solo está presente en contadas ocasiones.   “Me interesaba mostrar la arquitectura y comparar lo popular con lo más sofisticado, ya que hay grandes contrastes entre unas y otras”, apunta el creador quien conoció la existencia de Fotonoviembre hace cuatro años, cuando estaba de vacaciones en la Isla. “Quedé atraído por esta bienal y por TEA. Me gusta la calidad expositiva de Fotonoviembre, algo que no existe en todos los festivales”, subrayó Di Martino que reconoce que no es “asiduo” a enviar sus trabajos a los festivales pero que exponer en Fotonoviembre es algo “que siempre había querido”.   Andrea Di Martino estudió Informática en la Universidad de Milán y trabajó como asesor de sistemas de informática para algunas de las empresas más importantes en el sector. Sin embargo, tras una serie de viajes a América Latina, donde colaboró como fotógrafo con varias ONGs, se dedicó ya por completo a la fotografía profesional. Al principio se interesó por el fotoperiodismo y sus trabajos han sido publicados en revistas y en algunos de los periódicos italianos e internacionales más importantes. Cabe destacar que ha participado en numerosas exposiciones por el mundo entero y que es miembro de la agencia francesa Picture Tank.   Andrea Di Martino es, junto a Alby Álamo, Matías Costa, Vera Martín Zelich y Marie Maurel de Maillé, uno de los cinco fotógrafos escogidos en esta edición para formar parte de la Autores en Selección, una sección abierta a la participación de autores independientes. La conforman los trabajos que fueron escogidos entre 512 proyectos recibidos y correspondientes a 320 autores de 36 países (128 extranjeros, 109 canarios y 83 proceden de otras comunidades españolas). La participación extranjera procede de Senegal, Chile, Estados Unidos, Brasil, Grecia, Venezuela, Perú, Portugal, México, Colombia, Uruguay, Bélgica, Holanda, Rusia, Argentina, Portugal, Cuba, Irlanda, Irán, India, Camboya, Finlandia, Canadá, Turquía, Ucrania, Letonia, Japón, Reino Unido, Francia, República Checa, Alemania, Italia, Polonia, Dinamarca, Suiza y Austria.